Noticias - Actualidad

Vanessa Rivera: "Es un orgullo ser madre y también ser realtor"

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

Establecer una agenda que le permita satisfacer las necesidades de sus hijos es esencial para la realtor Vanessa Rivera, quien ha creado un balance entre las dos cosas que más le apasionan en la vida: trabajar y ser mamá. 

“Hice un bachillerato en Artes en la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Cayey y cursé estudios graduados en Historia en la UPR de Río Piedras”, sostiene la coameña “de corazón”. “Mientras estudiaba, leí un artículo de bienes raíces que me cautivó. Comencé en la búsqueda de conocimiento, me envolví y desde entonces cambié el rumbo de mi vida”, cuenta. Aunque, precisamente, fueron sus hijos Andrea Vanessa y Alejandro Claudio Rivera, las razones principales que la movieron a la industria de los bienes raíces. 

Quienes conocen a Vanessa saben que de ella emana pasión y entusiasmo:  una combinación de padre y madre. “Ese fue mi ejemplo de vida. Mi padre era agricultor. Una persona muy trabajadora, con siete hijos a su cargo, siendo yo la menor. Mi madre, a pasar de que era ama de casa, nos regaló un amor y dedicación que fue determinante y ejemplo para yo reflejarlo con mis hijos hoy”, recuerda con nostalgia. 

SI TE INTERESA: Puerto Rico recibirá $1,500 millones para ayudas en viviendas e infraestructuras

Según la experta en bienes raíces, la fórmula para ser una madre y profesional exitosa se encuentra en la organización. “Para mí es importante ser un ser integral: lo profesional no puede ir por encima de lo personal. Para ello, la única forma es poniendo en agenda todas mis responsabilidades”. Ser una profesional distinguida y reconocida, dejando vacíos en su vida personal no haría sentir exitosa a la realtor. “Es todo un reto”, reconoce, mientras agradece la ayuda y compromiso de su esposo Carlos Claudio Vélez, con quien lleva 20 años de casada.

Su mejor proyecto de vida 

Andrea Vanessa Claudio Rivera, la primogénita del matrimonio, tiene 17 años y está muy bien definida de lo que quiere en la vida: graduarse de la Escuela de Comunicación de la UPR de Río piedras, donde iniciará estudios en agosto de este año. “Es apasionada por la lectura desde pequeña. Procura tener conocimiento de temas variados y a todo le encuentra un ángulo noticioso. Dicen que los padres somos responsables de esas cosas y así lo creo”, menciona con orgullo. 

SI TE INTERESA: Puertorriqueños y españoles restauran el fortín que defendió a San Juan

El hijo menor de Vanessa, Alejandro Claudio Rivera, es distinto a su hermana en cuanto a personalidad se refiere. Mucho más tímido e introvertido, el joven de 16 años se dispone a cursar el décimo grado. “No deja de sorprenderme su personalidad, respeto hacia los demás y compromiso social”, detalla con tono de satisfacción por el resultado que ve en sus hijos. 

La también directora del Comité de Asuntos Legislativos y Gubernamentales de la Puerto Rico Association of Realtors (PRAR) revela que el comedor es el espacio que más disfruta en familia. “Nada mejor que sentarse a la mesa y compartir las experiencias del día y de la semana. Eso es reconfortante”. 

Por otra parte, Rivera admite que siempre ha sido amante de las propiedades, su composición, cómo están construidas y el juego de colores que se puede dar en ellas. “Lo más que me gusta de lo que hago es ayudar a miles de familias a adquirir un hogar y ayudar a otros profesionales a crecer dentro de la industria ya sea a través de la defensa legislativa o a nivel local”. 

SI TE INTERESA: Power Sports Warehouse marca décimo aniversario con la apertura de nuevo establecimiento en Mayagüez

Un ejemplo para la industria 

Para Ana Torres, presidenta del Caguas Board of Realtor, Vanessa “es un recurso bien reconocido y especial para nuestra industria porque a través de su dedicación y colaboración para todos los proyectos, hemos visto su desempeño y pasión ante todo lo que se propone.

Como mujer empresaria que soy, para mí es importante reconocer la entrega de nuestra compañera. Por tal motivo, recientemente fue galardonada como realtor destacada en las comunicaciones, sin dejar de mencionar la manera en la que nos sorprendió con la actividad de la Semana del Realtor".

Por su parte, Alexandra Precup, gerente de Re/max Realty City en Caguas, expresa que, “mediante el liderato que comparto con Vanessa en la asociación y dirigiendo su oficina en Caguas he visto cómo se caracteriza por hablar con el ejemplo. Es decir, donde pone la palabra, pone la acción y eso la ha destacado como líder.

En términos personales siempre ha sido de admirar dado a que no ha fallado en su rol como madre sin importar todas las responsabilidades que pueda tener. Sé lo difícil que es porque también fui presidenta del Caguas Board y la manera en que ella bloquea su agenda para gestiones como buscar a sus hijos a la escuela es algo que no todo el mundo hace”, concluyó la corredora de bienes raíces.